Lima, EFE. El presidente de Perú, Ollanta Humala, visitó la 31 Convención Minera Perumin, en la ciudad sureña de Arequipa, donde afirmó que los inversionistas pueden estar tranquilos porque en su país "las reglas de juego se respetan".

Tras recorrer el lugar, el gobernante declaró que en Perú se respeta el marco jurídico y la propiedad privada "como garantía para el desarrollo" de los proyectos mineros y de todo tipo.

Añadió que su gobierno trabaja a favor de la estabilidad económica y jurídica, así como fomenta la independencia de los poderes públicos para garantizar las inversiones.

Humala remarcó que la minería es una actividad que en la última década permitió el crecimiento de la economía peruana y ahora debe desarrollarse "con retos y desafíos" para que el Estado y el sector privado brinden salud, educación, agua e infraestructura a las poblaciones en las cercanías de los proyectos extractivos.

"El mensaje es que tenemos que trabajar juntos, creemos que hoy día, sobretodo en la última década, el impulso minero ha sido muy fuerte y estamos trabajando en una nueva minería", indicó.

Humala dijo que este es "un mensaje muy potente, de un país que quiere ser desarrollado y que se encamina hacia eso".

Durante las actividades de la Perumin, que concluirá mañana, viernes, se informó de que las inversiones mineras en el sur de Perú ascenderán a US$32.436 millones en los próximos siete años.

Según la presidenta de la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía (SNMPE), Eva Arias, las inversiones previstas en las regiones de Arequipa, Cuzco, Apurímac, Tacna, Moquegua y Puno representan el 56% de la cartera total de proyectos mineros, que atraerán una inversión de US$57.403 millones.

Más del 90% de estos proyectos mineros son cupríferos y permitirán que Perú duplique su producción actual de cobre, de 1.298 toneladas métricas finas, en el 2016, indicó Arias.

Según cifras de la SNMPE, la minería atrajo a Perú inversiones por US$24.000 millones entre el 2008 y 2012, a pesar de la caída del precio internacional de minerales.

Durante ese periodo, las inversiones en exploración minera ascendieron a US$2.937 millones, mientras que los fondos destinados a explotación fueron de US$3.582 millones.