Budapest. Hungría se apegará a la meta de déficit de presupuesto de 3,8% del PIB que acordó con prestamistas internacionales para este año y recortará gastos para lograrlo, dijo este lunes el ministro de Economía, Gyorgy Matolcsy.

El funcionario también dijo a CNBC televisión que hubo errores de comunicación la semana pasada, pero "es evidente que Hungría no es Grecia".

Matolcsy agregó que para fines de mayo, el déficit había alcanzado 87% de la meta para el año completo, pero prometió que el gobierno mantendría la deuda bajo control.

Si bien dijo que no había necesidad de un paquete de austeridad, el tener un paquete de estímulo fiscal no es una opción en este momento.

"Nos apegaremos a nuestro nivel del déficit de presupuesto en 3,8% para este año. Fue acordado con el FMI y la UE y también fue acordado por el gobierno húngaro, por lo que no hay duda sobre eso. Nos apegaremos a esa cifra", declaró.

"Por una parte está claro que no es necesario un plan de austeridad. Por otra, no hay opción de tener un paquete de estímulo fiscal, por lo que tendremos un plan de acción por parte del nuevo gobierno, recortaremos gastos del presupuesto (y) por otro lado aumentaremos los ingresos", afirmó.