Málaga, EFE. El crecimiento económico de algunos países de Iberoamérica es el principal reclamo que utilizan sus mandatarios para atraer inversiones procedentes de España, en un momento en el que las empresas españolas han puesto sus ojos en este mercado ante la caída de la demanda interna.

Los proyectos, servicios y oportunidades de inversión de ciudades y empresas tanto españolas como iberoamericanas se muestran en el primer Foro de la Tecnología, Innovación y Conocimiento de América Latina (Tikal) y la cuarta edición del encuentro Greencities & Sostenibilidad, que reúnen hasta este jueves en Málaga (sur de España) a 1.800 profesionales de once países.

República Dominicana es uno de los países atractivos para las empresas extranjeras, pues aglutina el 60% de la inversión internacional que llega al Caribe, y actualmente existen oportunidades para las compañías españolas, afirmó a Efe su viceministro de Relaciones Internacionales, Rafael Sánchez.

"Estamos recibiendo mucha inversión española pero nos preocupa la que no está llegando y ésa es la que queremos motivar", declaró Sánchez, quien citó la energía, la tecnología y desarrollo de conocimiento, la agropecuaria y el turismo entre los sectores que pueden interesar a los empresarios españoles.

Aunque el pasado año la economía dominicana sufrió un "choque externo" y entró en "ciertas dificultades de déficit", Sánchez aseguró que ya ha sido "controlado", y destacó la estabilidad macroeconómica y monetaria.

El foro Tikal representa, a su juicio, una oportunidad de intercambiar experiencias en el plano tecnológico y la innovación y el desarrollo de la municipalidad al servicio del ciudadano.

Colombia también hace un llamamiento a las empresas españolas para que inviertan en el país, principalmente en infraestructuras, como carreteras y transporte, y comercio.

Según el alcalde de Chapinero -localidad que acapara cerca del 50 por ciento del PIB de Bogotá-, Mauricio Jaramillo, Colombia representa una "gran oportunidad" para España, porque está creciendo más que la media de América Latina (3%) y está "superando los anteriores sesgos de violencia y conflictos".

"Hay crecimientos importantes, democracia fuerte y estabilidad jurídica", subrayó el regidor, quien invitó a las empresas españolas a que "acentúen" su inversión en Colombia, y puso como ejemplo de los proyectos importantes la construcción del metro de Bogotá, que supondrá una inversión de 4.000 millones de dólares.

Panamá también aspira a captar más inversión española en campos como la vivienda social, el sector turístico, las nuevas tecnologías y el conocimiento, explicó a Efe el cónsul panameño en Málaga, Baldomero Rodiles, quien ha hecho hincapié en las facilidades, que permiten que una sociedad esté activa en 48 horas y que un español obtenga el permiso de residencia en un mes.

Con una tasa de crecimiento anual del 10%, en Panamá hay establecidas 350 importantes empresas españolas, lo que puede ayudar a las pymes a potenciar allí su trabajo, ha comentado.

El foro Tikal, organizado por la Escuela de Organización Industrial (EOI) del Ministerio español de Industria, Energía y Turismo y el Ayuntamiento de Málaga, cuenta con más de seiscientos contactos ya establecidos entre los participantes y volverá a celebrarse en Málaga en octubre de 2014.