Madrid. La bolsa española inició la sesión del miércoles en negativo y marcada por el retroceso de BBVA, tras presentar una reducción de su beneficio atribuible en 2009 del 16,1%.

"La morosidad de BBVA ha sido más fuerte de lo esperado en España y en general los resultados contribuyen a la debilidad de los bancos", dijo Adrián Serrano de Norbolsa.

"Las propuestas para la banca de Obama y la posibilidad de que Europa siga las medidas americanas, después de las palabras de apoyo de Trichet (presidente del BCE), están impactando al sector", agregó.

BBVA bajaba 4,57% después del anuncio de sus cuentas y una tasa de morosidad de 4,3%.

Otros bancos se veían arrastrados a la baja, entre ellos Santander, 3,25%, y Popular, que ayer ganó 5,48% y hoy cedía 2,22%.

El índice DJStoxx bancario registraba un recorte de 2,32%.

A las 10.02 hora local, el Ibex-35 bajaba 296,1 puntos, 2,61%, a 11.051,2 puntos.

El comportamiento de las constructoras concordaba con la tónica general del mercado sin que los operadores encontrarán motivos concretos para explicar unas pérdidas en torno al dos por ciento.

"La bolsa está en un momento de caídas después de la fuerte racha desde marzo pasado y esto dará oportunidades de compra", comentó un operador.

ACS bajaba 2,19%, Ferrovial 3,02%, FCC 1,92% y OHL 1,79%.

Los grandes valores del mercado seguían la línea general de la mañana, con un recorte del 1,5 por ciento en Telefónica y de 1,65% en Iberdrola.

A pesar de dos noticia positivas, Repsol YPF no escapaba a las ventas y caía 1,44%. Esta mañana, Barclays subió la recomendación de la petrolera, mientras que UBS añadió al valor a su lista de acciones preferidas del sector en Europa.

Los participantes estarán atentos hoy a las noticias procedentes de EEUU por la reunión de la Reserva Federal y su decisión sobre política monetaria. El interés está más centrado en posibles cambios en las medidas de apoyo que en cualquier variación en las tasas de interés, considerada improbable.