París. El ritmo de recuperación económica en las economías desarrolladas mostró signos de desaceleración en marzo, según un informe de la OCDE que sugiere que el repunte podría incluso estancarse en China y Brasil.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) dijo que su índice anticipado para 29 economías desarrolladas subió a 103,9 en marzo desde 103,3 en febrero.

En la comparación con marzo del año pasado, el indicador subió además 11,8 puntos.

Sin embargo, el incremento mensual de 0,6 puntos fue menor al de los meses previos y reflejó desempeños dispares a lo largo del área de la OCDE.

Para las economías industrializadas miembros del Grupo de los Siete -Japón, Estados Unidos, Canadá, Italia, Francia, Alemania y Gran Bretaña- el índice se mantuvo en 104,1, un alza de 0,7 puntos respecto del mes previo pero menor al incremento de 0,8 puntos registrado en febrero.

"Los indicadores adelantados compuestos para marzo de 2010 apuntan a una desaceleración en el ritmo de la actividad económica", señaló la OCDE.

"En la mayoría de los países, las señales de un menor crecimiento son tentativas, pero han aparecido signos más fuertes en Francia e Italia, y están surgiendo algunas evidencias de una potencial parálisis de la expansión en China y Brasil", agregó.

El indicador para Francia se mantuvo sin cambios en 105,0 en marzo, mientras que en Italia subió apenas 0,1% a 105,9. En lo que respecta a Brasil y China, en ambos casos los índices cayeron 0,3 puntos, a 99,0 y 102,2, respectivamente.

El crecimiento más fuerte se registró en Alemania, que subió a 105,6 desde 104,7, y en Japón, cuyo índice avanzó a 103,4 desde 102,5.

En Estados Unidos, el índice ganó 0,8 puntos a 103,3.