Washington, EFE. El índice de desempleo en Estados Unidos se mantuvo en el 7,6% en junio, mes en el que se crearon 195.000 empleos netos, informó el Departamento de Trabajo estadounidense.

El nivel de desempleo se mantuvo aún cuando la fuerza laboral aumentó en 177.000 personas, señaló el informe del Departamento de Trabajo.

La tasa de personas que sólo pueden encontrar un empleo a tiempo parcial -sin beneficios como seguro de salud o vacaciones pagadas- aumentó en junio hasta el 14,3%, frente al 13,8% en que se situaba en mayo.

La fuerza laboral la componen los mayores de 16 años de edad que no están en prisiones u hospitales ni forman parte de las fuerzas armadas, que tienen empleo o lo buscan activamente.

El número quienes, desalentados, han abandonado la búsqueda de empleo subió de 944.000 en mayo a 1,03 millones en junio. En porcentajes este contingente subió del 9,1% al 8,8% de los desempleados.

En junio el mayor aumento de contratación de trabajadores se contabilizó en el sector de bares, restauración y hoteles, por delante de servicios profesionales, comercio minorista y cuidado de la salud, que registraron incrementos menores.

Los mercados, que habían calculado una ganancia neta de 160.000 empleos en junio, reaccionaron con optimismo y el índice Standard and Poor de 500 se encaminaba después del informe del Departamento de Trabajo hacia su segunda semana consecutiva de avances.

Los aumentos de empleo y la reactivación firme del sector de la vivienda han fortalecido la economía de Estados Unidos aún después de un incremento del 2% en el impuesto sobre los sueldos desde enero y los cortes de gastos del gobierno desde el 1 de marzo.