Tegucigalpa, EFE. La inflación acumulada en Honduras se situó en junio de este año en 3,1%, mientras que las tasas de variación mensual e interanual del Índice de Precios al Consumidor (IPC) fueron de 0,4% y 5,3%, respectivamente, informó el Banco Central del país centroamericano.

Los alimentos y bebidas no alcohólicas, las prendas de vestir y calzado; el transporte, muebles y artículos para la conservación del hogar contribuyeron globalmente con el 76,7% a la inflación de junio, añade el informe.

"De los 282 bienes y servicios que integran la canasta del IPC, el 59,6% mostró incremento en sus precios, el 30,5% no mostró cambios y el 9,9% observó disminución", indicó el Banco Central de Honduras.

Algunos productos alimenticios como la col, la carne de res, de pollo y cerdo; la cebolla, el azúcar de caña, el café molido, la papa, el aguacate, la harina de maíz, el tomate, los espaguetis, los huevos de gallina, el banano maduro, el melón, la sandía y la lechuga, sufrieron aumento de precio en el período.

Entre los productos que registraron disminución de precios figuran los fríjoles, el maíz, el mango, la leche pasteurizada, el arroz clasificado y el limón, subraya el informe mensual de la institución que rige la política monetaria del país.

Según el Banco Central, la inflación en 2013 será del 6%, contra el 5,4% de 2012, aunque sectores del área económica y consumidores consideran que las cifras oficiales no reflejan la realidad del país, marcada por los altos precios de los productos y servicios, y una crisis fiscal y financiera.