Bruselas. La inflación anual en la zona euro subió como se esperaba en abril, impulsada por un alza en los precios de los combustibles y cigarrillos, pero una baja en la inflación subyacente -que saca los componentes más volátiles- demostró que las presiones de precios son leves.

La oficina de estadísticas Eurostat dijo que los precios al consumidor en los 16 países que usan el euro fue de 0,5% en abril frente a marzo y de 1,5% a tasa anual, en línea con las expectativas del mercado.

Los precios de la energía saltaron 2% mensual y 9,1% a tasa anual, lo que agregó 0,75 puntos porcentuales a la cifra final interanual.

Sin alimentos y energía, la inflación en la zona euro fue de 0,7% anual en abril, desde 0,9% en marzo.

Paralelamente, Eurostat dijo que la zona euro registró un superávit comercial no ajustado de 4.500 millones de euros (US$5.595 millones) en marzo, desde 1.600 millones en igual periodo del año pasado, luego de que las exportaciones crecieran 22% interanual y las importaciones, sólo 20%.

Ajustada por efectos estacionales, el superávit comercial de la zona euro fue de sólo 600 millones de euros, por debajo de los 3.400 millones en febrero, ya que los envíos al exterior crecieron 7,5% y las importaciones se incrementaron 10,3%.