Sao Paulo. La inflación de Brasil se desaceleró en diciembre respecto a noviembre y se ubicó dentro de la meta anual del gobierno para 2009, resaltando las expectativas de precios moderados en los próximos meses, mostraron el miércoles datos oficiales.

El referencial Indice de Precios al Consumidor Amplio (IPCA) subió 0,37% en diciembre, levemente menor a 0,41% en noviembre, dijo el estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE).

Se esperaba que el índice se desacelerara a 0,36% el mes pasado, según la mediana de los pronósticos de 20 economistas consultados por Reuters. Las estimaciones fluctuaron entre 0,3 y 0,4%.

La tasa de inflación subió 4,31% en 2009, la menor desde 2006, cuando el IPCA aumentó 3,14%.

El indicador registró un alza de 5,9% en 2008 y de 4,22% en los 12 meses terminados en noviembre, dijo el IBGE.

El gobierno brasileño tiene una meta de inflación de 4,5% para 2009 y 2010, con tolerancia de dos puntos porcentuales hacia arriba o hacia abajo.

El Banco Central usa la meta de inflación como guía para fijar la tasa de interés. El año pasado, la autoridad monetaria recortó en 500 puntos base la tasa de interés referencial, Selic, dejándola en 8,75%, su nivel histórico más bajo.

Los analistas proyectan que el Banco Central suba nuevamente la tasa de interés debido a que la economía brasileña ha reanudado su expansión, aunque no existe consenso respecto a cuándo podría comenzar ese ciclo de endurecimiento monetario.