El Índice Nacional de Precios al Consumidor Ampliado (IPCA) de Brasil registró en 2021 una variación interanual del 10,06%, después de haber registrado en diciembre un incremento mensual del 0,73%, según datos divulgados este martes por el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE).

El dato de 2021 es el más alto desde 2015 y se sitúa más de cinco puntos por encima del nivel registrado en 2020, cuando la inflación marcó un 4,52%.

La fuerte inflación de 2021 se justifica por el alza en los precios del grupo de transportes (21,03%), de vivienda (13,05%) y alimentación y bebidas (7,94%). Estos tres grupos en conjunto explicaron cerca del 79% de la variación interanual registrada durante 2021. Asimismo, los artículos del grupo de artículos del hogar (12,07%) y vestuario (10,31%) también registraron alzas importantes con respecto a un año antes.

El alza de precios en el grupo de transporte se explica por el comportamiento de los productos energéticos, en especial de los combustibles, que se encarecieron un 49,02% durante el año. La gasolina se encareció un 47,49% durante el año, mientras que el precio del etanol se impulsó un 62,23%.

Adicionalmente, el resultado se vio influido por el impacto de los precios de automóviles nuevos (16,16%) y de segunda mano (15,05%), principalmente durante el segundo semestre del año.

En el grupo de vivienda, que aportó casi un punto porcentual a la variación total, sufrió el alza de los precios de la energía eléctrica (21,21%). Dentro de este grupo también destacaron los crecimientos en los precios del gas (37%).

La inflación en términos mensuales avanzó un 0,73% 

La variación en el grupo de alimentación y bebidas (7,94%) fue inferior a la de un año antes (14,09%). Entre los productos con mayor inflación se encontraron el azúcar refinado (47,87%) y la mandioca (48,08%). En contraposición, el arroz se abarató un 16,88%, frente al comportamiento observado durante 2020, cuando se encareció un 76%.

En el ámbito regional, la región metropolitana de Curitiba registró la mayor variación interanual del año, con un crecimiento del 12,73%. La región que menos inflación contabilizó durante el año fue la de Belém (8,1%).

Entre noviembre y diciembre, todos los grupos de productos y servicios analizados por el IBGE registraron variaciones al alza.

La mayor variación se observó en el grupo de ropa, con un alza del 2,06% que supera en más de un punto la variación observada en noviembre. Por su parte, los artículos del hogar se encarecieron un 1,37% y los alimentos y bebidas un 0,84%. El último grupo contribuyó con 0,17 puntos a la variación mensual, el mayor impacto de todos los sectores analizados.

En lo que respecta a los índices regionales, todas las ciudades analizadas se anotaron incrementos inflacionistas durante diciembre. La mayor variación se observó en el municipio de Rio Branco (1,18%), mientras que la menos pronunciada se produjo en Brasilia (0,46%).