Ciudad de México.- Los precios al consumidor en México sorprendieron al mercado y se aceleraron en la primera quincena de abril más de lo esperado, mostraron el miércoles datos oficiales, lo que podría limitar al banco central para recortar la tasa referencial.

La inflación en su medición interanual avanzó en el periodo a un 4,38%, por arriba del 4,06% de la segunda mitad de marzo, de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Analistas estimaban que la inflación se habría ubicado en 4,22% para la inflación quincenal interanual, según un sondeo de Reuters. El objetivo del banco central es de un 3,0% +/- un punto porcentual.

En la quincena, los precios descendieron un 0,03% frente a la caída del 0,19% que esperaba el mercado.

La inflación se desaceleró a principios de este año y en febrero tocó su tasa más baja en más de dos años. Eso ayudó a estimular expectativas entre analistas de que el banco central podría comenzar a recortar la tasa de interés clave, actualmente en 8,25%, más adelante este año.

"Con este reporte, es muy probable que en las próximas estimaciones de cierre de inflación para 2019, la mayoría de los analistas las suban a niveles cercanos al 3,90% (actualmente se ubican en 3,60%)", escribieron analistas de CI Banco en un reporte.

El índice subyacente, considerado un mejor parámetro para medir la trayectoria de los precios porque elimina algunos productos de alta volatilidad, subió un 0.40 por ciento en la primera mitad de abril, mientras que en la medición interanual se ubicó en 3,94%.

Los especialistas esperaban tasas del 0,18% y 3,71% respectivamente.

Tras conocerse los datos, el peso mexicano aceleró las pérdidas que registraba previamente debido a un avance del dólar.