La del año 2022, medida por la variación del Índice de Precios al Consumidor (IPC), fue del -0,2%, tasa inferior al 0% observada en el mismo mes del año anterior. Con este resultado, la inflación del año 2022 asciende al 8,1%, por encima del 6,8% verificado en el año anterior, informó esta siesta el Banco Central del Paraguay (BCP) durante la
presentación de cierre de la inflación en conferencia de prensa.

Según detallaron los técnicos del BCP, el resultado del mes de diciembre de 2022 está explicado, por las reducciones de precios en determinados bienes alimenticios y en los productos derivados del petróleo.

Sin embargo, estas reducciones fueron atenuadas por incrementos de precios en los servicios y en los bienes durables de la canasta, por efecto del dólar. En la agrupación alimentación, el IPC de diciembre registró disminuciones de precios en los productos lácteos (quesos) y en huevos. Igualmente, sobresalen las reducciones de precios de los aceites y de las frutas, hortalizas y legumbres.

El economista jefe del BCP Miguel Mora mencionó que el resultado logrado se ajusta a las expectativas, pero todavía por encima del rango meta del 4%, que estiman alcanzar el próximo año.

No obstante, se mencionaron algunos riesgos que van a pesar sobre la canasta básica y tienen que ver por un lado con los productos importados, debido a la apreciación del dólar a nivel mundial, y a la entrada del próximo año, con la normalización del costo de la energía eléctrica residencial, que según estimaciones oficiales tendrá un impacto del 1,3% en el IPC.

De acuerdo con los registros históricos del BCP, la inflación de cierre del año 2022 de 8,1% es la más alta en 16 años. En diciembre de 2006, la inflación cerró por encima de los dos dígitos, en 12,5%.

En cuanto a la variación mensual más alta en el año se dio en abril pasado cuando alcanzó una inflación de 11,8%, este nivel fue descendiendo como efecto del ajuste de la política monetaria hasta los niveles actuales.