Montevideo, Xinhua. La inflación en Uruguay que alcanza en julio (año móvil) el 8,75% no se ajustará a la meta oficial fijada entre cuatro y seis por ciento este año, reconoció el presidente del Banco Central (BCU), Mario Bergara.

"Seguramente no se va a dar en el 2013" que el Indice de Precios al Consumo (IPC) se encauce en la meta de 7% que regirá a partir de julio de 2014, dijo Bergara citado por la prensa local.

"Creo que vamos a converger" a la meta "en un horizonte razonable", indicó en declaraciones al canal 5 de la televisión local que recoge el diario El País.

Bergara calificó de "incorrecto pensar de manera unidimensional" en que el problema de la inflación debe atribuirse a los aumentos de los salarios. "De ninguna manera eso es así", opinó.

"Desde el BCU vemos que los salarios están creciendo con la economía y se están desacelerando con la economía. Es bueno que las variables tengan comportamientos consistentes, porque eso es lo que las hace sostenibles", apuntó.

Mencionó que las alzas interanuales reales de salarios que se acuerdan este año "están apenas arañando el 2%", cuando "en los años anteriores eran del orden de 4% o 5%".

Uruguay finalizó 2012 con una inflación de 7,48% que se alejó de los dos dígitos gracias a bonificaciones en las tarifas energéticas y a un acuerdo de rebaja de precios con los supermercados.