París, EFE. La inflación interanual en el conjunto de países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico subió dos décimas el pasado mayo hasta el 1,5%, esencialmente por el aumento de los precios de la energía, informó la OCDE.

La energía se encareció un 0,5% en mayo, frente a la caída del 1,3% en abril, mientras que el aumento de los precios de los alimentos se mantuvo estable con un alza del 1,9%.

Si se excluye la variación de precios de la energía y los alimentos, la llamada inflación subyacente fue del 1,5% en mayo, precisó la OCDE en un comunicado.

En la Unión Europea (UE) y en el conjunto de países que forman el G7, la inflación interanual fue del 1,3% en mayo, mientras que en la zona euro fue del 1,2%.

Por países, donde más se encarecieron los productos fue en Turquía (6,2%), Hungría (4,1%), Islandia (3,6%) y Luxemburgo (3,5%).

Sin embargo, los precios cayeron en Grecia (2,1%), Japón (0,4%) y Suiza (0,3%).