París, EFE. La inflación interanual en el conjunto de la OCDE subió tres décimas en junio hasta el 1,8%, esencialmente a causa del encarecimiento de la energía y en menor medida también por los alimentos, según las cifras publicadas este martes.

El incremento interanual de la energía en junio fue del 3,4%, frente al 0,5% que se había constatado en mayo, destacó en un comunicado la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Los alimentos, por su parte, se encarecieron un 2,2% entre junio de 2012 y el mismo mes de este año, comparados con la evolución del 1,9% un mes antes.

La inflación subyacente, que excluye esos dos elementos particularmente fluctuantes, pasó del 1,5 % en mayo al 1,5% en junio en los 34 Estados miembros.

Los países más inflacionistas en junio eran Turquía (8,3 %), México (4,1 %), Estonia (3,8 %), Islandia (3,4%), Reino Unido (2,9%), Holanda (2,9%), Australia (2,4%), Austria (2,2%), España (2,1%) y Noruega (2,1%).

En el extremo opuesto, Grecia en plena crisis vivía una situación de deflación (-0,4%) y también hubo descensos en Suecia (-0,1%) y Suiza (-0,1%). Japón logró salir de cifras negativas (0,2%) por primera vez desde mayo de 2012.

En Estados Unidos, la tasa de inflación en junio subió cuatro décimas al 1,8% y dos décimas en la zona euro al 1,6%.

Chile, con un 1,9%, se quedó ligeramente por encima de la media de la OCDE a causa del tirón de los alimentos (6,3% en esos doce meses).