Río de Janeiro, EFE. Brasil registró una inflación del 0,03% en julio y acumula un alza del 6,27% en los últimos doce meses, cifra que se encuentra dentro de las metas del gobierno para este año, informó una fuente oficial.

La inflación acumulada en los siete primeros meses del año se situó en el 3,18%, según datos del Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE).

El precio de alimentos y bebidas prosiguió su desaceleración y registró un descenso del 0,33% en el mes, mientras que los transportes bajaron un 0,66%.

En un intento de controlar la inflación, el Banco Central ha elevado paulatinamente en los últimos meses la tasa de los tipos de interés hasta el 8,50% anual.

El Gobierno se ha fijado como meta una inflación del 4,5%, con una tolerancia de dos puntos porcentuales de variación en ambos sentidos.

Analistas privados calculan que la economía registrará este año una expansión de entre el 1,9% y el 2,5%, mientras que el gobierno eleva esa cifra hasta el 3%.