La economia mundial se está recuperando. Los indicadaores de Estados Unidos se muestran consistentes en conformidad con la recuperación moderada y Europa está saliendo de la recesión.

En China, después un semestre de desaceleración, el crecimiento se sustenta en los niveles actuales. Los precios de los commodities se han estabilizado o incluso han aumentado, con el apoyo de una re-aceleración gradual de la industria global de metales, el clima adverso en los EE.UU. (granos) y la tensión geopolítica en Siria.

El comportamiento de los mercados emergentes es diferente. La mayoría sufren un crecimiento más lento y se ve afectado por la perspectiva de la reducción del estímulo monetario en los EE.UU. que debe comenzar en septiembre. Sus monedas se deprecian más, cuanto mayor sea el déficit de cuenta corriente.

3236En América Latina, México es un caso ejemplar de desaceleración : el crecimiento ahora se proyecta sólo en 1,3% para este año. El banco central sorprendió y redujo la tasa de interés, incluso con la devaluación del peso en las últimas semanas, ya que la inflación subyacente es está en el mínimo histórica.

En Colombia y Chile en tanto, la desaceleración es menos pronunciada, pero los bancos centrales
también muestran una reducción del tipo de sesgo, dado el bajo nivel de inflación. En este sentido Itaú espera que recortes de tasas, para ambos países durante este ejerccio.

La economía peruana por su parte se está desacelerando, y el banco central ha reducidolas tasas de depósito obligatorio para aflojar las condiciones monetarias, señala el informe económico para América Latina elabordo por la entidad.

3237

El banco brasileño, indica que ese país no tiene la misma flexibilidad. Incluso con la perspectiva de un crecimiento negativo en el tercer trimestre, el banco central tiene que seguir subiendo las tasas de interés para contener los efectos inflacionarios de depreciación del tipo de cambio.

La posible alza de los combustible en el mercado interno, complicaría el trabajo. En este sentido el banco central intensificó la intervención cambiaria (con éxito , hasta el momento) para revertir la rápida tendencia de depreciación del real observada en agosto.

En Argentina, el banco central ha permitido devaluación aguda, para que otras monedas de la región no aprecien (especialmente el real brasileño ). El entorno político y económico sigue incierto, ya que la Corte de Apelaciones de EE.UU. emitió una decisión negativa para ese país en el caso de los holdouts de la deuda externa reestructurada, sumado a que el gobierno, sufrió una derrota en las elecciones legislativas de octubre.