Nueva York. La Reserva Federal tendrá que subir sus tasas de interés a medida que mejore la economía o se arriesgará a perder la confianza pública en su compromiso por mantener baja y estable la inflación, advirtió un alto miembro del organismo.

Charles Plosser, presidente del Banco de la Reserva Federal de Filadelfia, dijo que las expectativas de inflación futura están actualmente "bajo control", pero advirtió que hay una "considerable incertidumbre" que oscurece el pronóstico de las presiones de precio en los próximos dos a cinco años.

Plosser, conocido como un "halcón" anti-inflación, reiteró que la Fed debe actuar de manera preventiva, en comentarios preparados para una disertación en el Entrepreneurs Forum of Greater Philadelphia.

En momentos en que la política monetaria funciona con un retraso, los funcionarios deben considerar cuál será el pronóstico de la inflación y cómo lucirá la economía en 2011 y más adelante, sostuvo Plosser.

"Creo que la Fed necesitará retirar la extraordinaria cantidad de liquidez que ha provisto a la economía, y comenzar a subir las tasas de interés a medida que la economía continúe mejorando y los mercados financieros regresen a una operación más normal", escribió.

"Si no lo hace, las expectativas de una inflación creciente podrían llevar a los trabajadores a exigir salarios más altos y a las firmas a demandar precios mayores para evitar la expectativa de costos más elevados, gatillando de esta manera un estallido inflacionario", agregó.

Medidas. La Fed recortó la tasa federal de fondos -la tasa de interés referencial de Estados Unidos- a casi cero por ciento en diciembre de 2008.

También implementó una serie de programas de emergencia, incluido uno para comprar US$1,25 billones en valores respaldados por hipotecas para ayudar a sacar a la economía estadounidense de su peor recesión en unos 70 años.

La Fed se ha comprometido a mantener bajas las tasas por "un período extendido" y la mayoría de los analistas no espera que las suba hasta la segunda mitad de 2010.

Algunos funcionario de la Fed han sugerido continuar o expandir la compra de valores respaldados por hipotecas más allá de su final estipulado a fines de marzo, para apoyar una recuperación aún débil y para prevenir trastornos potenciales en los mercados inmobiliarios al finalizar el programa.

Plosser planteó que la Fed debería poner fin al programa para fines de marzo como está planeado. "Creo que es importante que lo hagamos, y reducir nuestra participación en este mercado, para que el mercado privado pueda una vez más retomar un rol significativo. No puede hacerlo mientras la Fed sea el participante dominante", escribió el funcionario.

Si continúan las compras de la Fed, esto "arriesgaría con retrasar el regreso a un funcionamiento normal del mercado", agregó.

Plosser, que será miembro votante en el comité de política monetaria de la Fed en 2011, repitió su postura de que la Fed debe elevar su tasa referencial antes de que la tasa de desempleo -actualmente en 10%- haya regresado a "niveles aceptables".

El jefe de la Fed de Filadelfia espera que la economía crezca entre 3-3,5% durante los próximos dos años, aumentando la presión alcista sobre tasas de interés ajustadas por inflación o "reales".

Plosser dijo que mientras que la recuperación total de la economía y de los mercados financieros llevará tiempo, las evidencias de que se trata de un proceso que será sostenible tiene "una base cada vez más amplia".

Los datos del crecimiento del producto bruto "sugieren que la recesión posiblemente haya terminado y la economía está en recuperación, quizás no en una tan firme como algunas en el pasado pero en una que yo creo será sostenible incluso cuando finalmente los programas de estímulo fiscal y monetario sean desactivados", señaló Plosser.