Ginebra. Los flujos globales de inversión cayeron en casi dos quintos el año pasado, con bajas tanto en los países ricos como en los pobres, dijo este martes la Conferencia de Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (Unctad).

Sin embargo, los flujos de inversión extranjera directa -de los cuales dependen muchos países en desarrollo para impulsar su crecimiento- podrían comenzar a crecer nuevamente este año a medida que la recuperación económica se afirma, señaló la Unctad en un informe.

Las estimaciones iniciales para el cuarto trimestre del año pasado no mostraron señales de repunte en los flujos de inversión, en medio de un desplome de las fusiones y adquisiciones transnacionales.

"No obstante, aún es probable que un repunte modesto en los flujos tenga lugar en el 2010, dado que las condiciones de inversión están mejorando en muchos países", dijo la agencia de la ONU, cuyos datos sobre inversión global son seguidos ampliamente por bancos y compañías multinacionales.

Los flujos globales de inversión extranjera directa cayeron 39% a poco más de US$1 billón el año pasado, según estimaciones de la Unctad, tras bajar 14% en 2008.

La cifra global incluye un descenso de 41%, a US$565.000 millones de dólares, en flujos hacia países desarrollados tras una caída de 29% el año anterior.

Pero los flujos de inversión hacia los países en desarrollo, que se habían expandido 17% en 2008, también sufrieron una baja en 2009 al caer 35% a US$406.000 millones.

Fusiones.  El descenso en la inversión el año pasado se sintió particularmente en Gran Bretaña, Suecia, España y Estados Unidos, dijo la Unctad.

La caída en los flujos hacia Estados Unidos refleja una fuerte baja en el número y tamaño de fusiones y adquisiciones realizadas por firmas extranjeras de países que también sufrieron la desaceleración.

Los flujos hacia los países en desarrollo fueron golpeados por las menguantes ganancias corporativas y por la baja en los precios de las acciones, lo que redujo el valor y el alcance de las fusiones transfronterizas.

Africa registró una caída en los flujos de inversión de 36% a US$56.000 millones desde el récord de US$88.000 millones visto en 2008.

"Esta caída es materia de preocupación, dado que la inversión extranjera directa es un gran aportante a la formación de capital en el continente", dijo Unctad.

Pero la caída de la inversión se revirtió en el segundo semestre de 2009 en muchos países asiáticos, incluyendo China, dado que la región lideró la recuperación de la confianza del consumidor y de las empresas.

La Unctad dijo que todas las formas de inversión fueron afectadas. La caída en las utilidades de las compañías multinacionales puso presión sobre la reinversión de las ganancias, que normalmente son un componente clave de las inversiones, aunque este rubro mostró una mejoría en la segunda mitad del año.