Amsterdam/ Estocolmo. Islandia se reunirá con Gran Bretaña y Holanda en Londres este lunes para presentar una nueva propuesta para saldar más de US$5.000 millones perdidos en cuentas bancarias islandesas, dijeron fuentes familiarizadas con los planes.

Islandia trata de atraer a ambos gobiernos a la mesa de negociaciones sobre el problema "Icesave," con la esperanza de evitar un referendo planeado para el 6 de marzo y desbloquear ayuda vital para la golpeada economía islandesa.

Una fuente gubernamental islandesa ha dicho que la nueva propuesta involucra una devolución más rápido de la deuda del país por la venta de los activos del fallido banco Landsbanki.

Un portavoz del ministerio de finanzas islandés indicó que el gobierno esperaba presentar la nueva propuesta "muy pronto".

Una fuente de una nación acreedora señaló que "no podía descartar" que las conversaciones se extenderían más de un día.

La fuente también dijo que las negociaciones probablemente se dieran en el nivel más alto, en especial dado que los ministros de finanzas de la Unión Europea se reunirán esta semana para concentrarse en la crisis de deuda pública griega.

Gran Bretaña y Holanda ya han compensado a los ahorristas de sus países que perdieron dinero en las cuentas virtuales "Icesave" de alto interés e insisten que Islandia debe devolver ese dinero.

El Parlamento islandés aprobó en diciembre una ley de Icesave que fija los términos de devolución, pero el presidente se negó a promulgarla, lo que motivó al referéndum.

Reikiavik quiere solucionar el problema para evitar la votación, dado que los sondeos de opinión indican que los islandeses rechazarán ese proyecto que está basado en un acuerdo previo con los gobiernos británico y holandés.

Ambos gobierno hasta ahora se han resistido a reabrir las negociaciones, lo que retiene a la asistencia de los prestamistas internacionales que precisa Islandia para volver a levantarse.

Un abogado de Estados Unidos, Lee Buchheit, y Donald Johnston, ex jefe de la Organización de Cooperación y Desarrollo Económico, han estado involucrados en preparar una propuesta nueva y habrían de liderar cualquier nueva negociación con los dos países de la Unión Europea.