Tokio. El nuevo ministro de Finanzas de Japón, Naoto Kan, dijo que quiere que el yen se debilite algo más, lo que sugiere su distinto enfoque en materia de política de divisas respecto a su predecesor, que abogaba por un yen más fuerte.

La tendencia del mercado de divisas "se ha corregido mucho respecto a la debilidad del yen desde la crisis de Dubai (...) pero espero que la corrección progrese algo más, lo que debilita aún más al yen", indicó Kan tras ser nombrado oficialmente como titular de la cartera.

Kan, que mantendrá su cargo de viceprimer ministro, reemplaza a Hirohisa Fujii en un momento delicado para la economía japonesa, que se está recuperando lentamente de su peor crisis desde la Segunda Guerra Mundial, y que todavía afronta la amenaza de la deflación y de una deuda pública cada vez mayor.