El primer ministro británico, el conservador, Boris Johnson, puso hoy en "pausa" el proceso de ratificación del acuerdo del "brexit", al no haber sido aceptado el procedimiento de urgencia por el que quería tramitarlo. 

Johnson afirmó en el Parlamento que esperará a que la Unión Europea (UE) decida si establece una extensión del plazo de salida del bloque más allá del 31 de octubre para determinar si reactiva la tramitación de la ley que implementará el acuerdo. 

El Parlamento británico rechazó hoy el procedimiento de urgencia que ha propuesto Johnson, para tramitar en tan solo tres días la ley que ratifica el acuerdo del "brexit".

A pesar de que la legislación ha recibido el visto bueno preliminar de la Cámara de los Comunes, los diputados votaron en contra de acelerar los plazos parlamentarios (322 votos frente a 308).