Buenos Aires. El juez estadounidense Thomas Griesa levantó el embargo que pesaba sobre las cuentas que el Banco Central argentino tiene en la Reserva Federal, informaron fuentes oficiales.

"Lo que se hizo fue (...) dar de baja la medida (el embargo) para que las partes lleguen a un acuerdo", señaló el secretario de Finanzas del país sudamericano, Hernán Lorenzino.

En el juzgado federal de Nueva York comandado por Griesa se concentran las demandas de inversores perjudicados por la cesación de pagos de Argentina en 2001/02.

El magistrado había decidido embargar las cuentas luego de que la presidenta Cristina Fernández resolviera transferir reservas por US$660 millones del Banco Central al gobierno.

El objetivo era crear un fondo como garantía para el pago de la deuda soberana, una controvertida medida que desató una crisis política e institucional en el país.

Dominio. En tanto, dos firmas de inversión estadounidenses afirman que dos controvertidos decretos presidenciales prueban que el gobierno argentino domina por completo al banco central.

EM Limited y NML Limited utilizaron los argumentos, publicados el jueves por un tribunal de Nueva York, para persuadir al juez estadounidense Thomas Griesa de ordenar esta semana que ambas firmas podrían confiscar los activos del banco central para pagar fondos que adeuda el gobierno.

El gobierno argentino ha argumentado que el banco central es un ente independiente de la Tesorería con el fin de evitar que confisquen sus activos, pero esto podría verse obstaculizado por los decretos presidenciales.

"Argentina insiste en gobernar los activos del banco central para ser utilizados por el Poder Ejecutivo del país, lo que neutraliza la responsabilidad del banco central respecto de la política monetaria del país", indicaron.

Cae riesgo. En tanto, el llamado riesgo país de Argentina se ubicaba el jueves por debajo de los 700 puntos básicos, ante una subida en los bonos soberanos tras la decisión.

El indicador de la banca JPMorgan, que mide la diferencia de precios entre los títulos públicos de Estados Unidos con sus similares de Argentina, caía 28 unidades a 699 puntos básicos a las 1904 GMT, nivel similar a los marcados a inicio de semana.

Con información de Reuters y Dow Jones Newswires