En noviembre de 2022 la tasa de desocupación alcanzó su menor nivel desde 2005 de acuerdo con datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) del Inegi, bajando hasta el 2.8% o 1.72 millones de personas.

Esto quiere decir que conforme un mayor número de personas alcanzó la edad para trabajar, un menor porcentaje ha encontrado dificultades para integrarse a un puesto de trabajo. Sin embargo, estos datos no son completamente positivos ya que una gran parte de la población encuentra empleo en la informalidad, sin prestaciones, vacaciones o seguridad social.

En la última encuesta del Inegi, más del 55.2% de los mexicanos mayores de 15 años declaró que trabaja en el sector informal, lo que significa que más de 32 millones de trabajadores no cuentan con ninguna clase de prestación ni hace válidos sus derechos laborales.

La tasa de subocupación, personas con disponibilidad de tiempo mayor a la que su trabajo le demanda, llega al 7.6% o 4.5 millones de personas. La población subocupada se concentra principalmente en los trabajadores subordinados y remunerados con el 44.5% o 2 millones de personas.

México tiene una Población Económicamente Activa (PEA), personas mayores de 15 años que han laborado o han buscado trabajo en la semana que se levantó la encuesta, de más de 60.58 millones de personas registradas hasta el penúltimo mes de 2022.

Mientras la Población No Económicamente Activa (PNEA), personas mayores de 15 años que únicamente realizaron actividades no económicas y no buscaron trabajo, fue de 39 millones de personas para noviembre de 2022.

INCREMENTO DE AFILIADOS

Durante el 2022 se crearon 752 mil puestos de trabajo afiliados al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el tercer mayor incremento anual desde que se tiene registro con una tasa de crecimiento anual del 3.7 por ciento.

Sin embargo, en el último mes de 2022 se registró una caída mensual de más de 345,705 trabajadores incorporados al IMSS.

Hasta el 31 de diciembre se tienen registrados 21.37 millones de trabajadores en el IMSS, lo que representa al 35.27% de la Población Económicamente Activa (PEA).