Singapur. Las bolsas de Asia cayeron este viernes luego de los descensos sufridos en Wall Street en la víspera, mientras la crisis de deuda en el Viejo Continente seguía propagando el pesimismo a los mercados globales y dañaba a la libra esterlina y al euro.

Las acciones estadounidenses cayeron 9% en las últimas dos horas de operaciones de este jueves antes de recortar algunas de sus pérdidas, luego de que un supuesto error operativo y los temores de un nuevo racionamiento de crédito en Europa agitaron a los mercados.

La libra esterlina sufrió particularmente, tocando un mínimo en un año contra el dólar, y cediendo sus ganancias contra el euro debido a que las elecciones británicas aparentemente no tendrán un claro ganador.

En un momento la divisa cedió 12 yenes contra la moneda japonesa, que suele cumplir el papel de refugio seguro.

Sin embargo, a diferencia de los peores días de la crisis de crédito de 2008, cuando el dinero abandonó los activos de riesgo y pasó a los mercados monetarios, los inversores no están retrocediendo completamente.

"Los inversores están inseguros respecto hacia dónde va el mercado", dijo Scott Bennett, jefe de crédito asiático de Aberdeen Asset Management en Singapur.

"Las visiones se contraponen, pero todos tiene en claro que no quieren estar aquí hoy y por eso el mercado está en una liquidación", agregó.

Los inversores en Asia parecen haber entendido que podrían haber reaccionado en demasía ante el derrumbe en Estados Unidos.

En Japón, el índice Nikkei de la bolsa de Tokio cayó más de 4% este viernes y cerró en mínimos de dos meses, sacudido por un descenso global de las bolsas que hundió a Wall Street al acelerarse una ola de ventas disparada por la crisis de deuda en Europa.

Las acciones de exportadores como Canon Inc cayeron cuando el euro quedó bajo presión, mientras las acciones relacionadas con China, como Komatsu, perdieron terreno ante un descenso generalizado en la bolsa de Shanghái.

El índice Nikkei perdió 3,1% a 10.364,59 puntos, su cierre más bajo desde comienzos de marzo, aunque recortó un descenso durante el cual tocó un piso a 10,257.32 por coberturas en corto.

El más amplio Topix cayó 2,6%.

Las bolsas en Asia, que retrocedieron 2,4% -su mayor declive diario en tres meses-, también borraron parte de las pérdidas durante la sesión vespertina. El índice MSCI de acciones asiáticas no japonesas cedía 1,9% a las 08.15 GMT.

El salvataje de 110.000 millones de euros (US$140.000 millones) para Grecia ha sido un salvavidas de plomo para los mercados desde el comienzo de la semana.

El índice de acciones mundiales MSCI acumula una caída de 7% desde este lunes, mientras que el índice MSCI de acciones asiáticas excluyendo a Japón ha retrocedido 8,25% en el mismo lapso.

Los inversores no están convencidos de que Grecia podrá cumplir con las medidas de austeridad que aceptó a cambio de un rescate, y temen que los problemas que enfrentan otras economías endeudadas de la eurozona podrían poner en riesgo la salud económica de todo el bloque.

El euro, que tocó este jueves mínimos en 14 meses a US$1,2510, se estabilizó en Asia luego de que Estados Unidos dijo que los ministros de Finanzas del G7 discutirían el rescate para Grecia en una conferencia telefónica.

La búsqueda de seguridad empujó al oro cerca de máximos históricos, y arrastró a mínimos de cinco meses al diferencial del bono del Tesoro estadounidense a 10 años.

El índice dólar caía 0,4%, pero se mantenía cerca de máximos de un año.