Buenos Aires. El presidente de Argentina, Mauricio Macri, pidió este jueves el "último esfuerzo temporal" al sector agroexportador del país, tras la reciente introducción de un impuesto a las ventas al exterior de productos primarios e industrializados para incorporar más recursos a las arcas del Estado y atenuar el déficit fiscal.

Ese impuesto "es malísimo, porque justamente va en contra de lo que queremos, que es desarrollar cada economía regional orientada no sólo al mercado interno sino también a la exportación y creando empleo privado de calidad", admitió el jefe de Estado.

Macri realizó estas declaraciones al exponer en el marco de la apertura de la tercera edición de la Jornada Anual del Agro (Jonagro), que se realiza en Buenos Aires.

Luego de semanas de volatilidad en los mercados y una marcada depreciación del peso frente al dólar, el 3 de este mes Macri dispuso la aplicación de este nuevo "derecho de exportación transitorio".

El presidente argentino sostuvo que el país atravesó "un año difícil" por causa de "la peor sequía en más de 50 años", que "afectó no sólo a los productores, sino a sus pueblos, a sus comercios, y a toda la industria que rodea al campo".

Ese nuevo impuesto permitirá "generar los recursos necesarios para que Argentina, entre el presupuesto que esperamos aprobar en breve y el nuevo acuerdo con el FMI", pueda dar tranquilidad y certidumbre sobre su proyección financiera el año que viene, subrayó Macri días atrás.

Este jueves, en tanto, el presidente argentino sostuvo que el país atravesó "un año difícil" por causa de "la peor sequía en más de 50 años", que "afectó no sólo a los productores, sino a sus pueblos, a sus comercios, y a toda la industria que rodea al campo".

Además, dijo, "tuvimos una serie de tormentas externas y alguna interna, que también han tenido distintas consecuencias, dependiendo del sector", y señaló que las medidas impositivas que aplicó el gobierno representan un "último esfuerzo temporal".

En ese marco, el jefe de Estado afirmó que "si somos realmente la generación que puso la verdad, la transparencia sobre la mesa, que apuesta sin miedo a una integración inteligente con el mundo, a un trabajo en equipo, vamos a lograr que la Argentina tenga un sistema local" que permita contar con "mecanismos de financiamiento" para hacer crecer la actividad.

"Esta tarea que hemos emprendido de llegar a un equilibrio presupuestario, de empezar una baja permanente y constante de la inflación, nos va a traer un sistema financiero que empiece a ayudar y a acompañar a los que pueden crecer y desarrollarse", añadió.