Malos Pronósticos para México. La pobreza se habría incrementado en 2009, debido a la crisis económica, según autoridades mexicanas que estiman que aumentará en 2010, como consecuencia del alza de los impuestos y la inflación.

Ello implicaría un aumento en el número de pobres, que en 2008 -con la nueva medición- se elevó en 5.9 millones de personas, al llegar a 47.2 millones, de los cuales 11.2 millones viven en pobreza extrema.

Dos autoridades económicas coincidieron que la subida de precios de los alimentos a comienzos de año, y la recesión económica, dejarán a más mexicanos en la pobreza, lo que según éstos mismos, afectará especialmente a las mujeres.

De este modo, la presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), Rocío García Gaytán, indicó que de los 47.2 millones de pobres, 24.5 millones son mujeres y 22.6 millones hombres, es decir, que la población más vulnerable es del género femenino.

En este sentido, el secretario ejecutivo del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), González Hernández Licona, afirmó que "cuando hay aumento de precios, hay un potencial peligro de que los niveles de pobreza puedan crecer, y los impuestos también le pegan al poder adquisitivo".

Por su parte, el director de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) en México, Hugo Beteta, sostuvo que es muy importante que se tenga una medición más certera de la pobreza, porque en la medida en que se “mida bien”, se podrán tener mejores programas públicos que atiendan a la población vulnerable.

Para la Cepal, la crisis de 2009 dejó a nueve millones de personas en la pobreza en Latinoamérica y el Caribe, sin embargo, no hay detalle de cuántas son en cada uno de los países de la región, según declaraciones reproducidas por El Financiero.