Por lo menos 436.342 cubanos trabajan ya en el sector privado, la mayoría como fuerza contratada y en negocios de venta de alimentos, según cifras oficiales de julio pasado divulgadas este sábado por el diario Juventud Rebelde.

Los datos del ministerio del Trabajo y la Seguridad Social precisan que el 18% de los trabajadores del sector son fuerza contratada, principalmente en las actividades de venta de alimentos y transporte de pasajeros.

Esas dos áreas se mantienen como las actividades de mayor expansión en el sector particular en Cuba, donde la gastronomía concentra 13% de las licencias otorgadas y el transporte, 10%.

Le siguen los arrendadores de viviendas y los vendedores ambulantes de productos agrícolas (conocidos en la isla como "carretilleros"), con 6 y 5% de representatividad, respectivamente.

De acuerdo con las estadísticas, el 68% de los cubanos empleados en el sector "por cuenta propia" no tiene otro vínculo laboral, en tanto 18% mantiene sus trabajos en el área estatal y otro 14% son jubilados.

Las últimas cifras del sector privado en Cuba habían sido divulgadas por el Gobierno en julio pasado durante una sesión de la Asamblea Nacional, y entonces se estimaba que casi 430.000 personas estaban vinculadas a esa modalidad de empleo.

La ampliación del trabajo "por cuenta propia" o "cuentapropismo", como se denomina en Cuba, es una de las principales reformas impulsadas por el presidente Raúl Castro desde 2010 para "actualizar" el socialismo cubano y superar la crisis económica de la isla.