El 54,8% de las 2.310 solicitudes de desempleo presentadas en el primer trimestre del año por los españoles que quedaron sin trabajo como consecuencia de la crisis fueron denegadas por el Estado español.

Así lo denunció de Federación Nacional de Trabajadores Autónomos de ese país (ATA). Según un informe de la agrupación, sólo se aceptó el 15,7% de las presentaciones mientras que el 29,5% restante se encuentra aún pendiente de resolución.

El informe de la asociación destaca que el 80,2% de las solicitudes se rechaza por no acreditar correctamente el cese, mientras que el 13,4% es denegado por no haber cubierto el periodo mínimo de cotización y el 1,8% por no estar al corriente de las cuotas de la Seguridad Social, indicó Europa Press.

El presidente de ATA, Lorenzo Amor, aseguró que cuando a uno de cada dos autónomos le deniegan la petición para percibir la prestación por cese de actividad, "está claro que hay algo que no está funcionando".