Singapur. Las bolsas en Asia subieron este martes gracias a que la debilidad del dólar estimuló el alza de los precios de las materias primas, lo que impulsó las acciones relacionadas con ellas en la región.

Los futuros del crudo se mantenían por encima de US$82 el barril, luego de alcanzar su máximo nivel en casi dos semanas el día anterior por el optimismo sobre la recuperación económica global y antes del reporte de datos de inventarios en Estados Unidos.

Los mercados estuvieron apuntalados también por la noticia de que el gasto de los consumidores estadounidenses subió por quinto mes consecutivo en febrero, lo que implica que su consumo podría ser lo suficientemente sólido como para mantener la recuperación.

En Japón, el índice Nikkei de la bolsa de Tokio trepó a un máximo de 18 meses, y lucía encaminado a extender las ganancias en el nuevo año de negocios y el trimestre que comienza esta semana pese a temores de que podría estar sobrecomprado.

El euro tenía un ligero repunte a US$1,3483 luego de rebotar desde su mínimo en 10 meses por debajo de US$1,33 que tocó la semana pasada, principalmente por coberturas en corto antes de la finalización del trimestre.

El euro también estaba apoyado por la exitosa venta de bonos por 5.000 millones de euros (US$6.700 millones) efectuada por Grecia, la primera prueba del apetito de los inversores desde que las potencias europeas acordaron la semana pasada una red de seguridad financiera para Atenas.

El dólar también estaba débil contra monedas ligadas a materias primas, como el dólar de Australia y Nueva Zelanda, con el índice dólar -que mide el desempeño de la moneda estadounidense ante otras seis divisas- retrocediendo 0,3%.

"La clave este año es que los estímulos fiscales deben ser reducidos", dijo Kevin Scully, director ejecutivo de NRA Capital en Singapur. "Deben financiar esto de alguna manera, deben elevar las tasas. Así que el dólar se fortalecerá, y el euro se estancará", agregó.

La fortaleza del euro llevó al contrato de cobre a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres a su máximo nivel desde agosto de 2008. Los precios retrocedieron levemente en las operaciones en Asia, pero es probable que la firmeza subyacente continúe gracias a una mejora en la demanda.

Liderado por los papeles ligados a recursos, el referencial Nikkei cerró con un alza de 1% en 11.097 puntos, su máximo desde octubre de 2008.

Cuando queda un día de operaciones en marzo, el Nikkei ha ganado cerca de 5% en el trimestre gracias a la atracción ejercida por las acciones relativamente baratas sobre los inversores, llevando sus ganancias para el año financiero que concluye el miércoles a más de 36%.

En Asia, el subsector de materias primas del índice MSCI de acciones asiáticas no japonesas subía más de 1,3%, comparado con un avance de 0,68% en el índice general.

Vale y BHP Billiton -primer y tercer productor mundial de hierro, respectivamente-, convencieron a las fundidoras de acero de comprar mineral de hierro en base a un sistema de fijación de precios trimestral desde el 1 de abril.

Esto indica la cercanía del fin de los contratos de precio fijado anualmente que han costado a las mineras miles de millones de dólares.

La noticia trae un buen augurio para las acciones de las mineras, incluida Rio Tinto -segundo productor mundial de hierro del mundo-, que también ha dicho que espera reemplazar los precios anuales con unos de período más corto este año.

El desempeño de los mercados en Asia en el primer trimestre ha sido mixto, con el repunte de las acciones asiáticas no japonesas estancándose tras ganar 68% en 2009, frenado por la inquietud sobre la recuperación global y porque un rebote en las ganancias corporativas podría debilitarse.