Sala de Inversión.com Tras un semana que fue a lo menos compleja para las bolsas mundiales, luego de los dichos del presidente de la Reserva Federal de EE.UU. los mercados globales de bonos encuentran compradores despúes que la rentabilidad de los bonos de países desarrollados y, especielmente de economías emergentes habían repuntado.

El éxodo de los bonos de mercados emergentes ha generado que algunos de los ETFs más populares expuestos a estos países cayeran más de un 10% a lo largo del último mes, en comparación con un retroceso de más o menos un 4% si nos centramos en ETFs de bonos estadounidenses a mayor plazo.

El éxodo de activos de los mercados emergentes asecendió a 15.000 millones en la primera mitad de junio, siendo éste segundo mayor aumento del que hay constancia. Los gestores de fondos están preocupados por un posible aterrizaje brusco en China, de acuerdo con una reciente encuesta de Bank of America - Merril Lynch.

La subida de las rentabilidades de los bonos del Tesoro estadounidense a 10 años, por ahora, se ha parado en torno al 2,5%, mientras que los diferenciales entre los bonos europeos del centro y de la periferia del continente se han contraído. El diferencial a 10 años entre Italia y Alemania tocó ayer los 300 puntos básicos, su máximo desde mediados de abril. Los inveresores están reduciendo su exposición antes de que termine el mes de junio y comience el verano en el hemisferio norte, temporada que muchos esperan con ganas después de la gran cantidad de acontecimientos vividos durante las últimas dos semanas.

2890