Singapur. Las bolsas de Asia retrocedieron este viernes y los precios de las materias primas caían en general luego de que el presidente de Estados Unidos propuso nuevas restricciones a los bancos, lo que disparó ventas de activos de riesgo.

Las restricciones propuestas por Barack Obama podrían limitar el apalancamiento en el sistema financiero y el papel de tomadores de riesgo de los fondos de cobertura, pero los analistas dijeron que su aprobación no estaba asegurada en el Congreso y era demasiado pronto para sacar conclusiones.

Las acciones japonesas cayeron 2,56%, a un mínimo de cierre de tres semanas, mientras el yen subía contra el dólar y el euro y los descensos de los precios de los metales y el petróleo pesaban sobre papeles de productores de materias primas.

Otros mercados asiáticos también sufrieron duros golpes. El referencial surcoreano cayó 2,19%, mientras que el índice Hang Seng de Hong Kong llegó a retroceder hasta 2,5% durante el día. Las acciones de bancos tuvieron un peso extra sobre varios índices bursátiles.

El índice MSCI de acciones asiáticas no japonesas perdía 1,62% y se encaminaba a un descenso de más del 4,5 por ciento en la semana.

Los precios de las materias primas cayeron porque se cree que las regulaciones propuestas por Estados Unidos reducirán los fondos de capitales provenientes de bancos, que han brindado liquidez a los inversores.

Los precios del petróleo y el cobre languidecían cerca de mínimos de cuatro semanas, el oro coqueteaba con su peor nivel en tres semanas y el platino perdía terreno, mientras que valores de los productos agrícolas se hundían.

Las acciones estadounidenses cayeron hasta 2% este jueves, registrando su peor caída diaria desde octubre, siendo la principal víctima las acciones de compañías financieras tras los anuncios del plan de Obama.

Las reglamentaciones prohibirán las operaciones de los bancos con fondos propios para su propio beneficio. Esas apuestas han sido enormemente rentables para los bancos, pero pueden entrañar grandes riesgos para el sistema financiero si resultan mal.

Los mercados globales ya habían retrocedido en las últimas semanas por temores a que la demanda china podría desacelerarse ante el frenó aplicado por Pekín sobre su crecimiento para evitar la inflación y evitar que la economía se recaliente.