Los mercados financieros daban este miércoles un respiro a la endeudada Grecia, en medio de crecientes expectativas sobre un posible rescate de la Unión Europea, en un día marcado por la primera gran huelga de empleados públicos contra los planes de austeridad del gobierno griego.

La prima que los inversores cobran para comprar deuda del gobierno griego, en vez de los más seguros bonos alemanes cayó a su nivel más bajo en tres semanas, mientras que las acciones de los bancos del país subieron más de 5% al conocerse reportes que daban cuenta de un posible paquete de ayuda.

La presión sobre los bonos portugueses, españoles e irlandeses también se moderaba tras conocerse la señal más fuerte hasta el momento de que Alemania, la mayor economía de Europa, estaría dispuesta a ayudar a Grecia.

Fuentes de la coalición de gobierno alemana dijeron a Reuters el miércoles que Alemania está en intensas negociaciones internacionales y locales sobre un posible plan de ayuda para Atenas, aunque precisaron que no se ha tomado una decisión final.

De concretarse, sería el primer rescate de ese tipo en los 11 años de existencia de la zona euro.

Pero mientras el primer ministro griego, George Papandreou, viajaba a Francia en busca de respaldo a sus planes para reducir drásticamente el déficit fiscal del país, una fuente francesa dijo que no había acuerdo aún dentro de la zona euro sobre la ayuda a Grecia.

"Lo que entiendo, por la información recibida, es que habrá una videoconferencia", expresó Amadeu Altafaj en una sesión informativa con la prensa.

Los ministros de Finanzas de la zona euro, reunidos en Bruselas, anunciaron que este miércoles se realizará una teleconferencia para hablar sobre la crisis fiscal griega, dijo un portavoz de la Comisión Europea.

En Atenas, una huelga de empleados públicos dejó en tierra aviones y provocó el cierre de colegios y oficinas, en una prueba de la fortaleza del gobierno griego para resistir las protestas contra un congelamiento de salarios y alzas de impuestos.

Los inversionistas, las agencias calificadoras y las autoridades europeas están siguiendo de cerca la evolución de la huelga y particularmente la reacción del gobierno.

Oficialmente, las autoridades europeas han dicho que Grecia no será salvada sin ofrecer nada a cambio e instaron al Gobierno a mantenerse firme.

Se espera comunicado UE. Los líderes de la Unión Europea que se reunirán el jueves en Bruselas con el presidente del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet, podrían emitir un comunicado sobre la crisis financiera de Grecia, dijo una fuente del bloque.

"No me sorprendería si se emite un comunicado sobre este tema (los problemas financieros de Grecia)", dijo la fuente, que es cercana a los preparativos de la cumbre del jueves.

Consultada acerca de si se discutiría acerca de posibles escenarios para ayudar a Grecia, la fuente dijo: "No excluyo nada".

Cualquier asistencia financiera a Atenas estaría acompañada de estrictas condiciones, pero la naturaleza y magnitud del rescate seguían sin estar claros, en parte porque un tratado que prohíbe los rescates de la UE a un miembro de la zona euro complica las cosas.

En cualquier caso, Alemania y Francia cargarían con la mayor parte de la ayuda, dado que Italia y España, los otros dos pesos pesados dentro de la zona euro, también enfrentan una delicada situación fiscal.

Gran Bretaña, que no pertenece a la zona euro, ha dejado claro que los problemas en Grecia, son responsabilidad del área monetaria.