Bogotá. Los activos financieros de América Latina acentuaban el miércoles sus pérdidas, arrastrados por las expectativas de que la complicada situación financiera de Grecia contagie a otras economías de Europa, lo que ha elevado la aversión global al riesgo.

Los temores se exacerbaron con el anuncio de la agencia Moody's, que colocó el miércoles en revisión hacia una posible rebaja la calificación de la deuda a largo plazo de Portugal.

Analistas explicaron que la caída de los mercados de América Latina se debe a una combinación de la migración hacia activos más seguros como el dólar y los bonos del Tesoro estadounidense para cubrir riesgos, y la liquidación de portafolios de la región para asegurar utilidades generadas tras las valorizaciones que registraron los mercados en los primeros meses del año.

"Los mercados latinoamericanos están comportándose como deberíamos esperar en un contexto de un alza tan aguda de aversión al riesgo en la economía global", dijo David Duarte, estratega de la consultora 4Cast Inc, en Nueva York.

"Es el temor al contagio y no sabemos dónde va a parar", afirmó Salvador Orozco, subdirector de mercado de dinero del grupo financiero Santander, en México.

La principal moneda de referencia de la región, el real brasileño, retrocedía 1,4% a 1,784 unidades por dólar.

Asegurando utilidades. "En términos de sobrerreacciones se observa a Brasil, pero eso es porque los flujos hacia Brasil eran más de corto plazo y su apreciación no es tan gradual", agregó Duarte.

En el mismo sendero, el peso mexicano bajaba 1,03% a 12.68 unidades, después de tocar en la mañana mínimos de las últimas ocho semanas, mientras el índice bursátil IPC cedía 0,26% a 32,037 puntos.

El peso colombiano perdía 1,4% hasta 2.015 unidades, su menor nivel este año, y la bolsa de valores se sumergía 1,49% a 12.405 unidades. Por su parte, el peso chileno descendía 0,8% a 527/527,5 unidades.

Los expertos resaltaron que la reacción en los mercados latinoamericanos se deriva exclusivamente de factores ajenos a la región, pese a los fundamentos favorables que muestran las economías locales.

Los mercados "están contagiados, sufriendo lo que están generando otras regiones y las repercusiones de Grecia, pero las economías latinoamericanas van bien", señaló Ignacio Miró, analista para mercados emergentes del Banco de Bogotá.

"Los bonos de deuda externa latinoamericanos se venían apreciando mucho, con esto que está sucediendo es buena excusa para vender", opinó, tras estimar que la especulación en los mercados debería permanecer por varias semanas, dependiendo de cómo se va desarrollando la crisis en Grecia.