Ciudad de México.- México tiene garantizados sus ingresos por exportaciones petroleras del 2020 pese al derrumbe de los precios internacionales del crudo, gracias a una multimillonaria cobertura que contrató para protegerse de las fluctuaciones en los mercados mundiales.

El secretario de Hacienda, Arturo Herrera, dijo el lunes que aunque el desplome de los precios petroleros "no deja de ser una situación preocupante" ello no impactará directamente al presupuesto del país.

México desembolsó unos US$1.400 millones para la cobertura petrolera de este año a fin de asegurar los ingresos correspondientes a un precio petrolero promedio de US$49 por barril, que quedó establecido en el presupuesto nacional.

"Ese seguro suele ser no barato, es un seguro caro, pero es un seguro justamente para ocasiones como esta. Entonces la parte del ingreso está cubierta, no vamos a tener una afectación directa en el presupuesto", dijo Herrera entrevistado por la cadena local Televisa.

Respecto a las metas de crecimiento, dijo que éstas deberán reevaluarse en abril, cuando sean entregados los precriterios de política económica del presupuesto 2021.

El funcionario reiteró que el gobierno está buscando acelerar el gasto público previsto para este año en un esfuerzo por dinamizar la estancada economía local, que además recibirá los coletazos por la epidemia mundial del nuevo coronavirus. Funcionarios locales han dicho que aún es muy prematuro cuantificar los eventuales daños.

La segunda economía de América Latina entró en una leve recesión y cayó un 0,01% durante el primer año de gestión del presidente Andrés Manuel López Obrador, afectada por un desplome en la inversión tanto del gobierno como del sector privado.

Herrera agregó que el gobierno no tiene previsto aumentar los impuesto en el corto plazo.

Respecto a las metas de crecimiento, dijo que éstas deberán reevaluarse en abril, cuando sean entregados los precriterios de política económica del presupuesto 2021.

"Claramente las condiciones han cambiado", agregó.

En una entrevista con el diario local El Economista, el subsecretario de Hacienda, Gabriel Yorio, dijo que el gobierno podría echar mano de unos 80.000 millones de pesos (unos US$3.830 millones) -aproximadamente la mitad de un fondo presupuestario- si el crecimiento es menor al 2% este año.