El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha anunciado que los salarios de los altos funcionarios públicos del país se van a congelar por el impacto del coronavirus.

"Desde luego que vamos a hacer un esfuerzo los altos funcionarios públicos, se van a reducir los sueldos, en términos reales, no van a crecer, se congelan lo que se estaba considerando para este año", ha explicado el presidente.

Asimismo, López Obrador ha subrayado que la medida no afectará a funcionarios que ganen menos de 30.000 o 20.000 pesos (1.150 y 765 euros). El mandatario mexicano ha detallado que los que están arriba se apretarán el cinturón para contribuir a paliar los impactos económicos del brote vírico.

El Gobierno azteca ha ampliado hasta el 30 de abril la suspensión de las actividades no esenciales decretada en el marco de la crisis derivada de la pandemia de coronavirus.

López Obrador también ha anunciado que el próximo domingo se presentará el plan de recuperación económico de México, destacando que el Gobierno ya ha iniciado varias acciones para la recuperación económica, como son subvenciones a jubilados, créditos a pequeñas empresas y un acuerdo de exportación de azúcar con Estados Unidos.

El Gobierno azteca ha ampliado hasta el 30 de abril la suspensión de las actividades no esenciales decretada en el marco de la crisis derivada de la pandemia de coronavirus.

Así, también se han prohibido las reuniones de más de 50 personas. México ya había suspendido la congregación de grupos de más de 100 personas.

Por su parte, el subsecretario de Salud de México, Hugo López-Gattel, ha explicado que los sectores financieros, mercados de alimentos, servicios de transporte y carga, gasolineras, guarderías y telecomunicaciones son algunos de los sectores esenciales que no podrán detener su actividad durante el estado de emergencia sanitaria.