México DF. México buscaría lanzar nuevas colocaciones de bonos en pesos a través de ventas sindicadas y considera emitir un nuevo bono a cinco años de esa forma a mediados de 2010, dijo este jueves un funcionario del gobierno.

Las emisiones sindicadas significan que los bonos entrarían al mercado en elevados volúmenes, a diferencia del actual sistema de subastas del gobierno, lo que haría a la deuda más atractiva a los inversionistas que buscan intercambiar papeles con facilidad.

México colocó este jueves US$1.000 millones en la reapertura de un bono global emitido en enero con vencimiento en 2020, con lo que alcanzó un monto total en circulación de US$2.000 millones.

"Si las cosas funcionan bien sería muy posible que las nuevas emisiones las hiciéramos siempre en este formato", dijo Gerardo Rodríguez, jefe de la Unidad de Crédito Público de la Secretaría de Hacienda, a Reuters.

La próxima emisión de un nuevo bono podría ser a cinco años y se haría a mediados de este año aproximadamente.

"Tendremos que evaluar si queremos iniciar con el proceso de sindicación", dijo Rodríguez.

Hacienda dijo el jueves que estimaba que con la colocación de US$1.000 millones en la reapertura del bono global, el inversionista recibirá un rendimiento al vencimiento de 5%, lo que equivale a un diferencial con respecto a los Bonos del Tesoro de Estados Unidos de aproximadamente 139 puntos base.

Añadió que en la operación participaron más de 90 inversionistas institucionales de Asia, Europa, Estados Unidos y México.

Con la reapertura del bono, México ha cubierto la mayor parte de su programa de colocaciones en mercados internacionales de deuda para 2010, dijo Alejandro Werner, subsecretario de Hacienda, en una entrevista con Radio Fórmula.