México DF. Las compañías mexicanas de fondos de pensiones duplicaron con creces sus ganancias a un nivel récord en 2009 luego que la recuperación de los mercados financieros causara una significativa alza en los precios de los activos bajo administración, lo que benefició las comisiones.

La ganancia neta del sector de pensiones ascendió a 4.890 millones de pesos (US$385,5 millones) frente a los 2.320 millones de pesos (US$182,7 millones) de 2008, según datos preliminares publicados en el sitio web de la agencia reguladora Consar.

Los ingresos aumentaron un 22% a 19.050 millones de pesos (US$1.499,8 millones) el año pasado. Los costos y gastos registraron un crecimiento más modesto del 6,8% a 14.170 millones de pesos (unos US$1.115,6 millones).

El rendimiento sobre el capital, una medida de rentabilidad, aumentó a cerca del 21% respecto del 11,6% en 2008, según los cálculos de Dow Jones Newswires.

Las ganancias del sector habían disminuido a un mínimo de ocho años de 2.280 millones de pesos (unos US$179,5 millones)  en 2007 debido a una mayor competencia y a presiones sobre el sector por parte de Consar y el Congreso.

Las reglas que favorecen la transferencia de cuentas y nuevos cotizantes llevaron a que el número de compañías de fondos de pensiones, conocidas como Afores, alcanzara en 2007 un máximo de 21, por sobre las 11 a fines de 2002. Eso generó una guerra de precios y mayores gastos en publicidad y en planes para retener a clientes.

Una reestructuración del sistema que entró en vigor a inicios de 2008 abolió las comisiones a las contribuciones de jubilación y obligó a los administradores de fondos de pensión a cobrar una comisión única sobre los activos bajo administración. Las transferencias de cuentas también fueron limitadas.

La nueva regulación benefició a los grandes fondos de pensión y fueron un factor clave en la consolidación del sector.

Los activos totales bajo administración registraron un crecimiento interanual del 22,8% a un monto récord de 1,151 billones de pesos a fines de diciembre, gracias a las contribuciones y al alza que registraron los mercados financieros mundiales durante gran parte del 2009.