México D.F. México registró un superávit fiscal en enero de 6.400 millones de pesos (US$502 millones), gracias a mayores ingresos petroleros y por recaudación tributaria, informó el martes la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

En enero del 2009, el gobierno sufrió un déficit de 19.030 millones de pesos.

En el primer mes del 2010, la recaudación de impuestos subió un 16,1% respecto a igual mes del año anterior, de acuerdo con la Secretaría. El ingreso proveniente de la estatal petrolera, Petróleos Mexicanos o Pemex, subió un 10,2% en términos reales y el ingreso ajeno al petróleo fue un 14,9% más alto.

El gasto programable, que excluye costos de financiamiento y transferencias federales a gobiernos estatales, subió un 1,6%.

De excluir el gasto en inversión realizado por Pemex, el superávit fiscal habría sido de 22.800 millones de pesos en enero, indicó la Secretaría.

De incluir a Pemex, México tuvo un déficit fiscal en el 2009 equivalente a un 2,3% del producto interno bruto. El presupuesto para el 2010 proyecta un déficit fiscal de un 0,7% del PIB, o un 2,8% incluyendo la inversión en Pemex.