México DF. La tasa de inflación de México cerró 2009 en su menor nivel en cuatro años, debido a que los menores precios de las frutas y verduras frescas compensaron aumentos estacionales en el transporte aéreo y el turismo.

El Banco de México informó que el índice de precios al consumidor subió 0,41% en diciembre, lectura inferior a la mediana de las estimaciones alcanzada en un sondeo de Dow Jones Newswires a 20 economistas, la que apuntaba a un incremento de 0,47%.

Con la última lectura, la tasa de inflación anual cayó a 3,57%, su menor nivel para fin de año desde 3,33% observado en diciembre de 2005 y por debajo de 3,86% de fines de noviembre.

El banco central informó que los precios de los cigarrillos, paquetes turísticos, transporte aéreo, electricidad, vivienda, automóviles y restaurantes subieron durante diciembre, mientras que se observaron menores precios en el servicio telefónico local, los tomates, las cebollas, las naranjas, los aguacates, el azúcar y los porotos.

La inflación subyacente, que excluye los precios de la energía y las frutas y verduras frescas, subió 0,50%, levemente superior a 0,46 previsto por los economistas. Aún así, la tasa anual de inflación subyacente cedió de 4,59% de noviembre a 4,46%.

Tras alcanzar un máximo de ocho años de 6,53% en diciembre de 2008, la inflación anual cerró 2009 dentro de la zona de comodidad no oficial del banco central de entre un 2% y un 4% debido en gran parte a una profunda recesión.

La economía se habría contraído 7% el año pasado, su peor desempeño desde la crisis del peso en 1995, debido a que la crisis financiera global y la desaceleración del comercio internacional afectaron a las exportaciones mexicanas.