México DF. Las reservas internacionales de México registraron una leve disminución la semana pasada a US$90.840 millones, a pesar lo cual terminaron 2009 muy por encima del nivel en el que iniciaron el año.

El positivo resultado se debió a que el gobierno aprovechó un importante programa de cobertura petrolera y a una sostenida apreciación de la moneda local se apreciación durante los últimos meses.

El Banco de México informó que las reservas internacionales disminuyeron US$93 millones la semana pasada principalmente debido a operaciones que no fueron especificadas.

Sin embargo, las reservas superaron en US$5.400 millones el nivel de fines de 2008 y cerraron 2009 muy cerca de su máximo histórico de US$90.930 millones anotado el 24 de diciembre.

La reciente acumulación de divisas en las arcas del banco central se debió, en parte, a la sostenida apreciación del peso mexicano durante los últimos seis meses.

La moneda cerró el año cerca de 13 pesos por dólar, un repunte desde el mínimo histórico de 15,60 pesos por dólar de marzo.

Otro factor que incidió en el incremento de las reservas fue el depósito de cerca de US$5.000 millones que realizó el mes pasado el gobierno central luego que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público liquidara una cobertura petrolera adquirida en 2008 para garantizar el precio del petróleo mexicano.