México DF. México pidió al Fondo Monetario Internacional (FMI) renovar por un año la línea de crédito flexible por US$48.000 millones, como prevención a posibles turbulencias ante el eventual retiro de apoyos monetarios y fiscales en las grandes economías.

En un comunicado, la Comisión de Cambios, integrada por la Secretaría de Hacienda y el Banco de México (central), dijo que la línea de crédito ha contribuido a apuntalar la confianza de los mercados financieros en la solidez de la economía mexicana.

La línea fue contratada en 2009 y su vencimiento original está programado para el 16 de abril próximo.

"A pesar de que el entorno económico mundial es ahora mucho menos adverso que el de 2009, es deseable mantener la LCF (línea de crédito flexible) dados los riesgos que persisten en torno a la recuperación de la actividad económica mundial", dijo la Comisión.

La economía mexicana se está recuperando de su peor recesión en décadas que la llevó a una contracción de 6,5% el año pasado. El gobierno espera que este año el Producto Interno Bruto mexicano se expanda 3,9%.