La virtual candidata presidencial de la centroizquierda en Chile, Michelle Bachelet, propuso un alza de hasta 25% en los tributos a las utilidades de las empresas, con los que espera recaudar unos US$8.200 millones.

"A las empresas se les va a subir de 20% a 25% los impuestos a pagar en un plazo de cuatro años", dijo Bachelet en entrevista por un canal privado de televisión.

La iniciativa "contempla recaudar 3 puntos del PIB (Producto Interno Bruto), es decir, unos US$8.200 millones".

La ex mandataria que figura como primera opción para retornar a la presidencia, según distintos sondeos, detalló que "entre 1,5 a 2 puntos (del Producto Interno Bruto) irán hacia una reforma educacional con ingresos permanentes", además de "otras medidas de protección social y el déficit estructural que dejará este gobierno y que vamos a tener que enfrentar".

"Este gobierno va a dejar a la próxima administración un déficit estructural de menos de un punto del PIB, resulta que el próximo gobierno va a tener entonces que resolver ese déficit", explicó la ex presidenta.

La propuesta está acompañada de una rebaja de impuestos a las rentas de las personas. "El tope máximo de los impuestos a las personas bajará desde el actual 40 por ciento al 35%", indicó.

Una reforma educativa que fortalezca la educación pública es una de las principales promesas de la candidata, en busca de sintonía con el movimiento estudiantil, cuyas masivas protestas en favor de una educación pública gratuita y de calidad, ha logrado incidir en el debate de cara a los comicios de noviembre próximo.

Bachelet se medirá previamente en unas primarias de la oposición de centro izquierda el próximo 30 de junio, en un ejercicio catalogado de simbólico, dado el peso electoral de la ex jefa de Estado.

El gobierno de derecha del presidente Sebastián Piñera ha fustigado en duros términos la iniciativa y la ha relacionado con el actual proceso de desaceleración de la economía, al generar los anuncios un desincentivo a la inversión.