El ministro de Hacienda de Brasil, Guido Mantega, aseguró este viernes que el país no corre el riesgo de sufrir una subida de la tasa de desempleo y que debe cerrar 2013 con uno de los índices más bajos de desempleo de la historia del país.

"La situación del desempleo está estable en el país", aseguró a la prensa Mantega, tras entrevistarse con el ministro de Trabajo, Manoel Dias.

Tras divulgar el gobierno esta semana que el desempleo en junio se situó en 6%, la primera subida de la tasa desde 2009, Mantega pronosticó que el empleo continuará creciendo en el país, aunque lo hará a un ritmo menor que el de los últimos años.

Para él, cualquier número cercano al millón de nuevos empleos formales será excelente.

"No se pueden ofertar 1,5 millones o 2 millones de nuevos empleos, porque no hay tantos trabajadores", aseguró Mantega, para quien "el empleo está creciendo y continuará creciendo, a un ritmo menor, reflejando una economía mas desacelerada".

Esta semana, el ministerio de Trabajo revisó a la baja la previsión de creación de nuevos empleos formales en Brasil este año, que pasó de un máximo de 1,7 millones a 1,4 millones.

"No es posible mantener el ritmo de empleo que teníamos antes. No tenemos la mano de obra cualificada para mantener este rimo. De ahora en adelante, será menos", dijo Mantega.