La inflación acumulada en Nicaragua en los primeros siete meses de 2013 cerró en 3,46%, superior a la registrada en el mismo período de 2012, cuando los precios subieron 2,46%, informó el Banco Central de este país centroamericano (BCN).

En julio pasado el índice de precios al consumidor (IPC) se ubicó en -0,32%, por debajo del mismo mes de 2012, cuando se fijó en 0,27%, precisó el banco emisor en su informe mensual.

Con la caída de los precios en julio, la inflación interanual se ubicó en 7,66%, 1,29 puntos porcentuales superiores a la registrada un año antes, detalló la institución.

En su informe, el BCN indicó que el comportamiento de la inflación en julio pasado fue determinado principalmente por la estacionalidad en la división de alimentos (disminuciones en los grupos derivados lácteos, legumbres, hortalizas frescas y frutas).

Esas disminuciones fueron atenuadas parcialmente por incrementos en los precios del servicio de almuerzo y los combustibles, agregó la fuente.

Nicaragua tuvo en 2012 un crecimiento del producto interno bruto (PIB) de 5,2 % y una tasa de inflación de 6,62 %, 1,35 puntos porcentuales menor que la de 2011, según cifras oficiales.

En 2010 la inflación en Nicaragua cerró en 9,23 %, la cifra más alta de Centroamérica, en 2009 fue del 0,93 %, la menor en su historia; en 2008 en 13,77 %, la segunda cifra más alta de Centroamérica, solo superada por Costa Rica (13,9 %); y en 2007 también registró la cifra más alta de la región, con 16,88 %.

Nicaragua prevé este año un crecimiento del PIB de entre el 4 y 5%, con una inflación acumulada de 6,5% a 7,5%, según las autoridades.