El presidente de la República, Nicolás Maduro, realiza una jornada de gobierno de Calle en el estado Yaracuy.

Al jefe de Estado lo acompaña el ministro de Agricultura y Tierras, Yván Gil, en una visita al Centro de Producción Prudencio Vásquez en Chivacoa.

Allí afirmó que el gobierno debe "seguir avanzando en todas las técnicas y metodologías productivas que nos lleven al desarrollo de las fuerzas productivas que nos permitan convertir a Venezuela en un país que se autoabastece de todos sus alimentos".

En otro orden de ideas, Maduro informó que el país recibirá apoyo económico de Japón y China, “Rafael Ramírez acaba de llegar de un gira por China y Japón con muy buenas noticias de apoyo financiero para Venezuela”.

Ramírez concretó a principios de este mes un crédito por US$4.000 millones con China para incrementar la producción en la Faja Petrolífera del Orinoco y además negociaba otro préstamo.

El presidente de Venezuela explicó que están buscando un equilibrio “a través de la producción y del estado socialista ejerciendo férreos controles de todos lo que se importa y de todos lo que circula producido en Venezuela".

Maduro aseveró que “los componentes de la inflación venezolana están vinculadas al rentismo petrolero y al deseos de ganancia rápida y fácil”, agregó que “van por la búsqueda de los dólares primero, hay una ninfomanía de dólares en muchos sectores”.

Aseguró que “es imposible satisfacerlos si lo que están buscando es el dólar por el dólar , y no buscan el dólar para traer el producto que le hace falta a Venezuela”.