Tokio. El índice japonés Nikkei de la bolsa de Tokio cerró este lunes en su mayor nivel en 15 meses, impulsado por exportadores como Kyocera Corp gracias a la debilidad del yen.

Tokio tuvo un inicio sin contratiempos de su sistema operativo de US$145 millones "Arrowhead", en momentos en que la principal bolsa de Asia busca un dramático incremento en velocidad para revivir sus negocios y reputación.

En su primer día de operaciones del año, el Nikkei subió 1%, a 10.654,79 puntos, su máximo de cierre desde el 3 de octubre de 2008. El índice reportó ganancias de 19% en 2009, en comparación con la caída de 42% que registró en 2008.

El índice más amplio Topix subió 0,9%.

Las acciones de Japan Airlines Corp treparon 31% luego de que medios reportaron que el estatal Banco del Desarrollo de Japón duplicaría su línea de crédito para la debilitada aerolínea a 200.000 millones de yenes (US$2.200 millones).

Kyocera ganó 2,1% y Sony Corp, mientras que Honda Motor Co avanzó 1,9%.

Las acciones de exportadores se beneficiaron por los movimientos en el mercado de divisas. El dólar se negociaba a alrededor de 93 yenes por unidad luego de haber trepado hasta 93,15 yenes el jueves en la plataforma de negocios EBS, su pico desde principios de septiembre de 2009.

Nuevo sistema. La bolsa de Tokio lanzó el lunes un sistema de operaciones acelerado para competir mejor con sus principales rivales globales en el creciente sector de los negocios a alta velocidad.

Desde hace tiempo considerada una de las bolsas más lentas del mundo, Tokio está ahora casi a la par de Nueva York y Londres. El nuevo sistema "Arrowhead" podría procesar las operaciones 600 veces más rápido que hasta ahora y podría manejar volúmenes más grandes.

La mejora del sistema apuntó a atraer más negocios de fondos de cobertura y otros inversores profesionales, que cada vez dependen más de sofisticadas estrategias de operaciones automáticas.