Washington. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, revelará este jueves detalles de una comisión que cobrará a los mayores bancos del país para recuperar las pérdidas que sufrió el Tesoro por rescatarlos de la crisis económica global, dijo un funcionario de alto rango.

El dinero recaudado con la nueva comisión no superará los US$120.000 millones, el valor máximo estimado por evaluaciones conservadoras sobre el costo del Programa para Alivio de Activos en Problemas (TARP por sus siglas en inglés).

El Departamento del Tesoro cree que las pérdidas para el gobierno por el TARP sean menores a esa suma y que con el paso de los años la comisión hará que el Estado recupere todos los costos del plan de rescate, un fondo de US$700.000 millones creado para evitar el colapso del sistema financiero.

Esta comisión está en discusión desde agosto, y Obama creyó que era importante discutir mecanismos que garantizaran que los contribuyentes recuperarán todo su dinero más rápido que lo que estipulaba la ley.

Un grupo de bancos ya ha devuelto la ayuda financiera de emergencia recibida desde el Tesoro a través del TARP.