Bruselas. La asistencia mundial para países pobres aumentó levemente en 2009, pero la ayuda de la UE disminuyó porque algunos donantes europeos entregaron menos de los prometidos, informó este miércoles la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

La OCDE, club de las mayores economías a nivel mundial, dijo que la asistencia de 23 países donantes líderes aumentó 0,7% en términos reales para llegar a US$119.600 millones en 2009, representando 0,31% de su ingreso nacional bruto combinado.

En términos reales la asistencia mundial aumentó en menos de 1%, tras resultar afectada por la crisis financiera, según mostraron las cifras. África y Asia son las regiones que están recibiendo más ayuda y asistencia de desarrollo, incluida la condonación de deuda.

A pesar de que los donantes están cumpliendo con sus compromisos, la OCDE dijo que la cifra total no cumple con una promesa realizada en 2005 en la cumbre del G8 en Escocia, cuando los principales donantes dijeron que doblarían su asistencia a US$130.000 millones para 2010.

La asistencia de la Unión Europea -que representa al mayor bloque de donantes a nivel mundial- disminuyó en 2009, informó la OCDE.

La Comisión Europea, el brazo ejecutivo del bloque europeo de 27 naciones, expresó su decepción ante el déficit y dijo que la crisis financiera no debiese ser utilizada como una excusa.

"El leve descenso en 2009 debería ser rápidamente revertido si vamos a respetar los compromisos que asumimos para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio", dijo Andris Piebalgs, comisario europeo para el Desarrollo.

Bajo los actuales niveles, la UE no cumplirá sus Objetivos de Desarrollo del Milenio de entregar asistencia equivalente a 0,7% de su ingreso nacional bruto combinado para 2015, señalaron organizaciones de ayuda.