París, EFE. La OCDE percibe una moderada mejora en el crecimiento de las economías de sus grandes países miembros y de la zona del euro, pero una estabilización en las principales economías emergentes.

Los indicadores compuestos avanzados mensuales publicados por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) apuntan a un crecimiento firme particularmente en Estados Unidos y Japón.

Los indicadores de mayo -que señalan por anticipado inflexiones en el ciclo económico- señalan que en la OCDE y en la zona euro en su conjunto estuvieron por encima del nivel 100 que marca la media de largo plazo, con 100,6 y 100,3 puntos, respectivamente.

Por encima de la media se situaron igualmente los siete principales países (Canadá, Francia, Japón, Alemania, Italia, Reino Unido y Estados Unidos) en su conjunto (100,8), si bien mostraron divergencias individuales.

Los principales incrementos interanuales estuvieron en manos del Reino Unido (+1,25 puntos), Italia (+1,24 puntos) y Japón (+1,22), frente a los avances más moderados de EEUU (+0,82) y Alemania (+0,58 puntos), y las caídas de Canadá (-0,59) y Francia (-0,5).

Brasil (99,6 puntos), China (99,5), la India (97,6) y Rusia (98,9), por otra parte, estuvieron en mayo por debajo de la media a largo plazo, e igualmente con un nivel inferior al registrado en el mismo mes del año anterior.

El organismo avanzó además que los indicadores de las economías de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) sugieren que su ritmo de crecimiento se mantuvo fuerte en términos generales.